Durante la temporada de lluvias se presenta un fenómeno natural en el bosque del estado de Tlaxcala, en México, cerca de Nanacamilpa, que ha sido bautizado con el nombre de:

Santuario de las Luciérnagas: un lugar mágico en Tlaxcala

Millones de estos insectos vuelan por los aires al caer el sol en un luminoso y bellísimo ritual de apareamiento que parece sacada de una película fantástica.

Desde hace unos 8 años el sitio ha cobrado fama y cada vez más personas lo visitan.

Esto es lo que debes saber:

  • El Santuario de Luciérnagas se ubica a unas dos horas y media de la Ciudad de México y a 70 minutos de la ciudad de Tlaxcala en auto.

 

  • La temporada es de mediados de Junio a mediados de Agosto, aunque Julio es el mejor mes para verlas.

 

  • El espectáculo es completamente natural y requiere de varios factores para el éxito del avistamiento.

 

  • Las condiciones ideales para tener un avistamiento en su máximo esplendor es que haya llovido esa tarde y no haya luna.

¿Cómo llegar?

No hay transporte público al santuario, se puede llegar en autobús a Nanacamilpa, y de ahí algunos centros de avistamiento pueden recoger a sus visitantes.

La mejor opción es llegar en transporte privado, el camino es de terracería y el sitio está perfectamente bien indicado en Google Maps.

También pueden contratar algunos tours en Tlaxcala y la Ciudad de México que les incluyen el transporte.

¿Es necesario dormir ahí?

No es necesario pero lo mejor es pernoctar en alguno de los campamentos u hoteles que hay en la zona.

Los sitios con mejores instalaciones son Canto del Sol y Piedra Canteada, ambos con cabañas y recorridos de avistamiento de luciérnagas. Piedra Canteada, es el que más internado en el bosque está. También hay opciones de acampar o de hacer solamente el avistamiento.

Se puede también dormir en Nanacamilpa o en la ciudad de Tlaxcala donde pueden conseguir excursiones con transporte ida y vuelta.

Lo que deben saber sobre el Santuario de las Luciérnagas:

 

  • El recorrido es nocturno y en completa oscuridad, comienza al crepúsculo y dura aproximadamente una hora, terminando alrededor de las 10 de la noche. Si van por cuenta propia las puertas del Santuario se cierran a las 7:30 pm y se reabren a la 10:00 pm.

 

  • El fenómeno es natural y no está garantizado su éxito.

 

  • Hay una serie de reglas que deben seguirse y respetarse.

 

  • Si les da miedo la oscuridad o se sienten incómodos es mejor que no hagan la actividad.

 

  • No se permite el uso de linternas ni de aparatos que emitan luz, como celulares o tenis con luces.

 

  • La luz altera el ciclo de reproducción de las luciérnagas, es imposible fotografiar el fenómeno si no se cuenta con el equipo necesario, por ello las fotografías están restringidas a profesionales.

 

  • No se permiten perros.

 

  • El recorrido se hace en silencio.

 

  • Si llevas niños, que sean bien portados y respeten las reglas.

 

  • No te lleves NADA del bosque, ni intentes tocar o tomar una luciérnaga.

 

  • No se permite comer ni beber durante el recorrido.

 

Recuerda siempre seguir estás normativas para que el avistamiento se visualice con éxito, y para que se pueda seguir observando por mucho más tiempo.

 

Si cuidamos de la naturaleza, ella nos regalará siempre paisajes y momentos sencillamente maravillosos.